miércoles, 14 de junio de 2017

5 TIPS PARA TUS VENTAS

Todos los coleccionistas sabemos que llega un momento en que te tienes que deshacerte de piezas para hacerte con otras, si quieres que tu colección crezca, sobre todo en calidad, que es lo que más interesa, o bien te deshaces de piezas, que no tienen nada que ver con tus intereses, porque siempre viene bien un extra para tus adquisiciones, o simplemente quieres deshacerte de los "tesoros de la abuela".
Para ello tienes varias opciones, o bien acudes a un anticuario para que te valore y te compre aquello que has puesto a la venta o, lo que más se estila en estos momentos, se tira de alguna, o todas las muchas opciones de plataformas para la venta "on line".


Pero a la hora de vender algo hay que ponerle un precio, es ahi donde entran estos pequeños detalles, que siempre que entro a rebuscar en esos sitios (porque los coleccionistas no dejamos nada por mirar) me suelo encontrar con lo mismo.

Primero y por enésima vez vamos a recordar una vez más

Antigüedad: aquello que tiene más de 100 años 
Almoneda: entre 50 y 100
Vintage: se le llama así a piezas clásicas dignas de atención y ya entradas en años, en estos momentos y cada vez con más demanda ejemplos clésicos de piezas de los 60-70-80
Retro: pieza moderna con aspecto antiguo.

Vamos con unos ejemplos

Radio antigua de galena del blog del Neomano
Radio de galena, antiguedad. Foto del blog del Neomano

Radios almoneda del desembalaje de Bilbao
Radios almoneda
Pieza vintage, foto de Radiomuseum

Radio retro (tiene hasta USB)
Así que no, querido vendedor de Wallapop, los juguetes de tus hijos, no son antiguos por mucho que tus hijos tengan ya carnet de conducir.

Ahora vamos con lo nuestro, vamos a valorar y poner precio a eso que queremos vender y para ello hay que tener en cuenta lo que yo mismo como comprador voy a tener en cuenta a la hora de hacerme con lo que tu vendes.

  1. No todo lo viejo es antiguo, me explico, no todas las piezas por el mero hecho de ser antiguas tienen valor, admitámoslo, algunas simplemente son viejas. Para valorar hay que tener en cuenta su originalidad, por ejemplo muy fácil y que me preguntan mucho, las máquinas de coser, salvo los primeros ejemplos de máquinas o algunos modelos, son piezas fáciles de encontrar, al fín y al cabo en casi todas las casas había una, hoy en día se valoran más los piés que la máquina en si. Su estado, el estado en que se encuentre es primordial imaginate, en el coleccionismo de juguetes que es en el que yo me muevo, "un pelo" es decir una marca en la porcelana de una  muñeca en casos apenas perceptible o una muesca en la pintura de la hojalata hace que la pieza pierda valor, no te cuento si faltan piezas o dedos o se han sustituido los originales, porque las restaauraciones también restan valor. Ejemplo de esto es una barbaridad que me he encontrado en una de estas plataformas;.una muñeca Leconte, que según describe el vendedor, la cabeza no corresponde con el cuerpo, a la mano izda le faltan 4 dedos, en origen debía llevar cabeza con pectoral y seguramente se rompió y se ha sustituido (todo esto es descripción real del artículo) al cuerpo le falta parte del relleno lo unico original del vestuario son los zapatos y han sido repintados, precio? 7800€, si has leido bien, de dónde se ha sacado el precio? Pues me gustaría saberlo. En el mercado internacional en mejor condición digamos GC están saliendo a subasta con una valoración alrededor de los 500€
  2. Esto me lleva al siguiente punto para valorar compara, los catálogos de las casas de subastas son un buen comienzo. No te guies por lo que se pide en internet, guíate por lo que se ha vendido, pedir puedes pedir lo que se te ocurra, ahora que te lo den... es otra cosa. Así que eso de es que en internet se vende por... no vale.
  3. Otra cosa que tienes que hacer es investigar para saber realmente qué es lo que tienes entre manos, estamos en la era de la comunicación, no es tan difícil muchas vecers está a un par de "clicks", si no la  respuesta, alguien que te pueda ayudar.
  4. Ten en cuenta el mercado, la economía manda y ahora las piezas no tienen el valor que alcanzaban hace unos años. Puede que algo comprado en los 90 no haya aumentado en absoluto su valor o incluso se haya depreciado, resignate. Ah! y por si los programas de televisión, el mercado como la economía, dependa del pais en el que te muevas y lo que puede estar muy valorado
  5. La última cosa que debes tener en cuenta a la hora de poner en valor una pieza, el valor sentimental no cuenta, que sea el reloj favorito del abuelo no le da más valor a no ser que el abuelo tenga un nombre de relumbrón y no suele ser el caso. Lo que sentimentalmente tenga valor para ti no lo tiene para otro en absoluto.
Así que si tienes algo que vender, que me pueda interesar, ten en cuenta lo que yo voy a valorar en la pieza que me pones delante.

Nos vemos!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?