miércoles, 30 de noviembre de 2016

MUÑECAS BOUDOIR



Imagínate que coges las palabras Francia, rococó y moda y lo trasladas a un objeto dime si la imagen que tienes es algo así.

Muñeca boudoir de PM Estudio

Las maravillosas y elegantes muñecas Boudoir.
Vamos a empezar por el principio por saber lo que es el boudoir. Pues te cuento. Estamos en Francia, ponte en situación, es el siglo XVIII y como en mis mejores sueños, estamos en una de esas casas opulentas en el dormitorio de la dama, pues dentro de ese dormitorio encontramos la habitación escondida, esa que no aparece ni en los planos esa en la que la dama se esconde para atender su correo, para perderse en sus cosas o para furtivos encuentros amorosos. Pues ese es el boudoir. Los caballeros también tenían su versión, el fumoir.


Bueno ya sabes algo de su nombre, ahora te cuento de donde salieron. Estas muñecas surgieron en 1910 de la mano del diseñador francés Poiret que hizo desfilar a sus modelos con unas muñecas estilizadas de largas piernas y vestidas como las modelos que las llevaban en sus brazos, como no podía ser menos, de ahí el rico vestuario que suelen lucir.

Detalle de muñeca boudoir en stand de desembalaje

NO son juguetes, estaban pensadas para colocar sobre un sofá, silla o descansando en la cama, un boudoir habría sido para ellas un lugar ideal, incluso se llevaban como complemento a eventos o bailes, como si fueran una mascota.
Las muñecas arrasaron y allá por los años 20 su popularidad se extendió a Inglaterra, Alemania y Estados Unidos. Tuvieron diversos nombres como art doll, boudoir o flappers en Estados Unidos.


Una vez estas muñecas se popularizaron y se convirtieron en un capricho de la moda a descartar, ya que, como cualquier complemento de moda tenían fecha de caducidad y comenzaron a bajar la calidad de la producción con cuerpos de algodón o muselina baratos rellenas con guata o serrín, los brazos o las piernas estaban hechos de composición pintadas en rosa carne, los pies además modelados en altos tacones normalmente pintados en dorado o negro, a menudo llevaban en la mano manicura con uñas doradas.
Algunas tenían las cabezas de tela, pintadas y con sedosas pestañas, otras de cartón prensado cubierto con algodón pintado con pelo de mohair o hilo negro de seda.
A partir de finales de los 30 ya al final de su época se fabricaron sobre todo en Alemania en bisquit

Boudoir en desembalaje Torrelavega

Las boudoir fueron fabricadas por bastantes firmas sin sello ni marca. Reflejando en todo momento las tendencias de la moda y a pesar de su origen francés se fabricaron en en toda Europa y Estados Unidos.
Algunas características distintivas. Las primeras tenían pestañas de pelo natural, las de cabeza de tela con extremidades de composición son francesas y las italianas Lenci eran muñecas consideradas verdaderas obras de arte que dieron notoriedad a la marca, una característica de las Lenci es el cosido en zigzag en la parte trasera del cuello


Estas muñecas llegaron hasta el comienzo de la segunda guerra mundial y se quisieron relanzar en los 60 hechas en plástico, pero ya habían perdido interés


Todas las fotos son de desembalajes y brocantes, nunca suele faltar una Boudoir en los stands de PM Estudio.

Pues ya sabes la próxima vez fíjate en estos preciosos ejemplos de elegancia
Hasta el próximo post!!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?