lunes, 18 de enero de 2016

HUCHAS MECANICAS

Bueno, pues solventados los problemas técnicos aquí me tienes de vuelta.
En esta entrada te voy a contar algo sobre unas piezas supercoleccionables y con mucha historia tras ellas, las huchas mecánicas.
Quien más o quien menos ha guardado las monedas que caían en sus manos en una hucha, y todos tenemos muy presente al típico cerdito.


Bueno este igual no es muy típico, pero si de los primeros, a propósito, sabes de donde viene lo del cerdito? Pues te lo digo por si no. En Inglaterra por el s. XV utilizaban una arcilla que llamaban pygg para hacer ollas y jarras y en esas ollas y jarras es donde empezaron a guardar dinero llamandolas "pygg banks" supongo que de ahi o algo parecido vendrá lo del duende irlandés y su olla de dinero, digo yo, pues bien, con el paso del tiempo y por lo del juego de palabras "pig" cerdo en inglés pues como surgió lo del cerdito, hala, nunca te acostarás sin saber una cosa más.
Bueno que me desvío del tema, estábamos en las huchas mecánicas, clasificadas dentro de la categoría de juguetes o como yo diría elevadas a la categoría de juguetes.


Las huchas mecánicas lo que hacen es convertir algo tan simple como ahorrar en algo divertido sobre todo enfocado al público infantil, digamos que como juguete educativo, por lo de inculcar la cultura del ahorro. Las primeras huchas mecánicas surgen a la sombra de una incipiente clase media durante la revolución industrial tiempos en los que el concepto de ahorro era un valor en auge a inculcar a los niños. Además los maestros fabricantes de juguetes de hojalata experimentaban con mecanismos de cuerda o manivela. Todo junto dió como resultado una manera más divertida de ahorrar.
Uno de los primeros modelos, patentados por James Serrill era un simple escritorio con un cajón en el que se depositaba la moneda y que al cerrarse hacia que la moneda cayera a un compartimento inferior.

Un poquito más tarde surgieron otros que utilizaban el mismo peso dela moneda para activar un sencillo resorte. Es el caso de la Hall´s Excelsior.


Hay modelos que tienen "su aquel", es el caso de la "Tammany bank", en la que una figura, representando un político coge la moneda y se la guarda en el bolsillo haciéndola desaparecer, te suena el tema?, en su época fué una especie de caricatura o referencia a la Tammany Society que monopolizó la política de Nueva York durante un tiempo considerable, pero que yo creo que es una pieza que podría estar de rabiosa actualidad en muchos lugares del mundo.


Tambien surgieron  piezas  a comienzos del s.XX con un tinte claramente racista y unos rasgos exageradamente marcados.

Tio Tom Bank

 Elevadas a la categoría de juguetes, como ya te he mencionado, muchas de las grandes casas jugueteras fabricaron sus propias huchas, con una época "dorada" entre finales del s.XVIII hasta los 30 coincidiendo con la mejor época de los juguetes de hojalata.
Y aquí unos ejemplos.

Marx

Strauss

Kellerman

Rico
Puedes ver que la foto de esta última hucha, fabricada por Rico, en los años 40, es de www.todocoleccion.net  por si te interesa.

Las huchas mecánicas, como toda buena pieza coleccionable que se precie, tambien tienen el "pero", el eterno fantasma de la falsificación, así que cuidado, como siempre, lo mejor es mantenerse informado.
En España no he encontrado ninguna pero hay páginas especializadas como www.mechanicalbanks.org 

Y como una imagen vale más que mil palabras, en mechanicalbanks precisamente he encontrado un video (en la página hay unos cuantos) que muestra el funcionamiento de varios modelos.


Y he aquí un ejemplo curioso de cómo la temática de los juguetes, en este caso, la huchas mecánicas, se mezcla con la historia del momento. En 1898 cuando tras el hundimiento del acorazado Maine, se desencadena la guerra entre EE.UU. y España (La guerra de Cuba), la casa J&E Stevens fabrico una hucha en la que un cañon alcanzaba un barco español, apelando al sentimiento nacionalista americano.



Bueno pues es hora de ahorrar, aunque en estos tiempos sea ésta la única hucha que podamos llenar
Regalopedia
 Por si acaso...


Hasta el próximo post. Nos vemos!!
Ah y si tienes algo que comentar, no te cortes estoy para escuchar (o leer en este caso).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?