martes, 29 de septiembre de 2015

AUTOMATAS

Falta muy poco para el desembalaje de Gijon en Asturias y eso es lo que voy a usar de excusa para hablarte de las piezas más increíbles que se pueden coleccionar (bueno, para mi lo son) y que si yo pudiera, coleccionaría sin dudar (para eso compro lotería en Navidad), aunque ahora tenga que limitarme a verlos en video o museos, te hablo de loa AUTOMATAS y lo pongo así, con mayúsculas (porque yo lo valgo) son mi gran pasión, mi amor platónico, sobre todo, los de Leopold Lambert. Y es que en el anterior desembalaje de Gijon saqué esta foto

Solo tengo la foto y en su día no me atreví ni a preguntar el precio uno de los "Tea Server" que te enseñaré un poco más tarde.
Esos juguetes, porque son juguetes, no están hechos para jugar si no para admirar y  hacían las delicias de las clases medias aburguesadas.
La mayoria de los autómatas de la edad de oro , desde el siglo 17 al 19  llevaban mecanismos de reloj "clockwork" y los principales fabricantes estaban en Francia y Alemania


Habia un gran secretismo alrededor de la fabricación de los autómatas y sus complejos mecanismos y engranajes que mayormente, el fabricante insertaba en el interior de la cabeza o cuerpo de la pieza para que el acceso al secreto pasara por la rotura de la pieza en si. Los dibujos eran pácticamente inexistentes y cuando los habia, bien faltaban piezas o bien los hacían directamente erroneos para despistar, así se las gastaban.


LEOPOLD LAMBERT
Leopold Lambert nacio el 8 de octubre de 1854 en Jouques, un pequeño pueblo cerca de Aix-en-Provence en Francia. En 1873 se traslada a Paris donde empieza a trabajar como relojero y orfebre. En ello estaba cuando empezó a interesarse por los autómatas y por 1886 ya tenía su propia tienda y se habia casado con Eugenie Maria Bourgeois  juntos, comenzaron la fabricación de las maravillosas piezas a las que Leopold ponía el mecanismo y Eugene vestía con todo el detalle de la moda de la época.



Lambert hizo sus autómatas por edición limitada o en series, por ejemplo como ya te he dicho antes, los Tea servers



 
Los músicos
 

o las que yo llamo las presumidas


Y esta es mi coleccion frustrada, ya está, ya lo he dicho, aunque estoy más que contenta con mis joyas de hojalata, las hojalatas del baul.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?