viernes, 3 de abril de 2015

ANTIGUEDADES RELIGIOSAS

Las colecciones de antigüedades religiosas no son de las más extendidas aunque de un tiempo a esta parte, han ido ganando en interés bien gracias a libros que se ponen de moda o al cine con peliculas como El código da Vinci... o bien porque famosas como Madonna o Cher son conocidas coleccionistas de este género.





Son muy comunes este tipo de piezas en los mercadillos y ferias, también hay que decir que en su mayoria, por comunes, son de escaso valor, las tallas normalmente de artistas desconocidos, son piezas que se encontraban en muchas casas y que han ido pasando de generación en generación y son las típicas cosas que se sacan al mercado, no se destruyen, bien sea por convicción, por educación o por no se que pero es más fácil que en tu casa tengas una biblia de tu abuela que  un antiguo libro de escuela, porque quién la iba a tirar a la basura?




Hasta ahora he hablado de lo que normalmente encontramos en más que nada mercados y algo en ferias, pero también hay piezas valiosas dentro de este mercado, pero no suelen estar ten al alcance, no es muy común encontar fuera de mercado especializado o subastas por ejemplo un cáliz del XIII o arte religioso del XII y cuidado!!! en este mercado también hay copias, además de tener cuidado con las piezas que puedan provenir del expolio ilegal.
Los iconos tambien son piezas a tener en cuenta. Se crearon para hacer llegar, en este caso los hechos descritos en el Biblia a aquellos que no sabían leer, por lo que recrean distintas escenas que reflejas los pasajes descritos. Dentro de ellos los más valiosos y antiguos generalmente se conservan en iglesias.
Entre los más afamados y mejor ejecutados son posiblemente los que provienen de Rusia. En definitiva, los iconos son imágenes hechas con tempera, baños de oro o incluso yema de huevo sobre madera. Algunos son verdaderas joyas repujadas de plata con incrustaciones de piedras preciosas. Tengo que decir en este apartado que los antiguos iconos bizantinos, también muy famosos, se hicieron sobre tela con fondo dorado sobre medera envejecida




Entre los objetos religiosos más coleccionados no me puedo olvidar de los rosarios, desde los más toscos a verdaderas joyas.
Ultimamente lo que si me he encontrado no es ya colección, es mobiliario al que se le da un uso digamos alternativo como púlpitos reconvertidos en mueble bar, bancos de iglesia en porchesm reclinatorios como galan de noche o confesionarios como armarios.




De todas formas, en este apartado de colecciones religiosas, es donde mejor podemos ver que el valor de una pieza estás en el ojo de quien lo quiera añadir a su colección y que generalmente el valor es más sentimental que en la mayoría de los casos, que moneterio propiamente dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?