JUGUETES DE HOJALATA



Y esto es lo que da nombre al blog, los juguetes de hojalata. La mayor parte de mi colección son juguetes de hojalata. 
Los juguetes de hojalata surgen a partir de mediados del s. XIX. Como es de imaginar las primeras piezas se hacían artesanalmente, se montaban y  pintaban a mano. Tuvieron una  breve época dorada entre los juguetes de madera y la irrupción del plástico en escena.
La hojalata es un material ligero, una lámina de acero batido cubierta de estaño, fácil de trabajar y barato además lo suficientemente robusto para aguantar el ritmo de los niños jugando con los juguetes de cuerda, los coches de mecanismo de fricción…



  Los juguetes de hojalata a través de los principales fabricantes mundiales

La capital mundial por antonomasia, dentro de la fabricación de los juguetes de hojalata, es  Nüremberg en la región alemana de Bavaria.
Fabricantes alemanes como Hilpert son conocidos por sus juguetes de hojalata desde finales del s XVIII.  Pero no fue hasta mediado el 1800 que dos de los grandes nombres como Bing o Märklin de la capital bávara entraron en escena.
Los avances en litografía incluían poder plasmar el dibujo directamente en la chapa de hojalata incluso antes de darle la forma final un boon en esas grandes compañías pero aun a finales de siglo muchos jugueteros seguían usando antiguas técnicas de pintado a mano o en espray con plantilla.


Carrusel Bing

Además de Märklin y Bing, entre otros fabricantes del periodo anterior de la primera guerra mundial encontramos por ejemplo a Karl Bub y Georges Carette, también a Ludwig Lutz cuyos vehículos se vendieron también a veces bajo las marcas Märklin o Bing. Durante el periodo de  entre guerras  Schuco produjo una serie de animales con mecanismo de cuerda que se encuentran entre los más coleccionables hoy en día, por aquel entonces, Fleischmann lanzaba armadas de barcos de hojalata y algunos movidos por motores de vapor y producidos como Doll & Cia que Fleischmann adquirió en 1930.
La industria de juguete de hojalata en Gran Bretaña y Francia se desarrolló mayormente durante los años 20 aunque la firma británica Lines Brothers ya fabricaba juguetes en 1850, mucho antes de que su marca Tri-ang fabricase sus coches alrededor de 1920 y William Britain, famoso por sus soldados de juguetes fabricaba juguetes de hojalata por 1880. Pero quizá el más influyente de los fabricantes fue Frank Homby que fabricaba trenes y otros juguetes de hojalata más tarde comercializados bajo la marca Meccano.


 
 Dispensador de bebidas Doll

Cruzando el canal de La Mancha, uno de los decanos de la fabricación de juguetes de hojalata en Francia fue Fernand Martin, sus juguetes se caracterizaban porque aparte de pintura llevaban ropa o accesorios de telas que les daban volumen.  Los de medios de transporte fueron unos de los favoritos en Francia. El fabricante Citroen lanzó coches de hojalata promocionales que eran modelos a escala de sus propios coches y que se vendían6 tanto en los concesionarios de coches como en jugueterías y que fue una gran competencia para JEP (también conocida como Jouets du Paris). Otro gran fabricante de autobuses y camiones de reparto fue Charles Rossignol cuya empresa se fundó en 1868.


 
 Jeu de Course JEP

Viajamos hasta Estados Unidos, allí uno de los primeros fabricantes fue Georges W. Brown de Connecticut que se asoció en 1856 con Chauncery Goodrich para poder usar sus mecanismos de reloj en sus juguetes. Edward D. Ives también de Connecticut sacó sus modelos de mecanismos de New Haven Clock Company. Más tarde sobre 1919 entró en escena Louis Marx que compró al empresa de Ferdinand Strauss en la que él mismo había trabajado (sus trabajos están entre mis favoritos) y se convirtió en el más grande fabricante de todos, en 1950 la compañía que llevaba su nombre era la juguetera más grande del mundo. Entre los productos más famosos de Marx están los de los personajes de Disney aunque curiosamente la pieza para mí más representativa es la Merry Makers Mouse Band compuesta por un cuarteto de ratones con esmoquin y curiosamente con un cierto parecido al Mickey de los primeros tiempos. Otro de los fabricantes americanos a mencionar es Julius Chein cuya empresa se fundó en un loft de Nueva York y que tuvo en Mohawk Toy Company a su mayor competidor


                                                                        The Marry Makers Band Louis Marx


Mientras los fabricantes occidentales  tienen todo el derecho a sentirse orgullosos de sus productos, su trabajo podría verse de alguna manera eclipsado por los fabricantes en Japon.
Los fabricantes, impresionados por los trenes de hojalata y barcos importados desde Alemania a finales del s. XIX, pronto aprendieron de las técnicas alemanas, importando la hojalata para para crear sus propios vehículos como rickshaws o animales autóctonos como peces goldfish o tortugas. Alrededor de 1894, después de que las hostilidades entre China y Japón cesaran la industria japonesa despegó gracias a los avances tecnológicos en litografía y el empuje de maquinaria que modelaba el metal siguiendo exactamente las especificaciones del diseñador.
Tras la segunda guerra mundial compañías como Masudaya, Toniyania, Saito, Kuramochi  y A.K. Toys fabricaban tranvías, locomotoras y las vías sobre las que circulaban. Los juguetes en los que una bola se lanzaba a lo alto de torres que después se deslizaba hacia abajo otra vez arrasaron, fueron el último grito de su época. Los hidroaviones también fueron muy populares por los años 20 así como en los 30, los aviones que giraban en los carruseles. Pero no podemos hablar de Japón sin mencionar a los robots de hojalata así como naves espaciales y un gran cúmulo de armas futuristas que producían desde rayos hasta todo tipo de sonidos. Los coches de hojalata también fueron un distintivo de la industria japonesa, algunos de los de mayor calidad y presencia los fabricaron Yonezawa, Marusan,K.S. Toys, Ichiko y Matsuhashi.


 
 Estación de servicio Yonezawa


La industria hojalatera en España

El juguete de hojalata en España vivió su época de esplendor entre la primera guerra mundial en 1914 y el comienzo de la guerra civil en 1936. En ese periodo dos industrias, Payá  Hermanos y Rico S.A., fueron las más importantes empresas del sector. Aunque no fueron las únicas. Tambien hay que mencionar Juguetes Hispania, Jyesa y sus antecesoras, Juguetes E.G.E., Carrasco y viuda e hijos de Marsal, la Metalúrgica Hispano Alemana o Juguetes Sauquillo fundada por Enrique Sauquillo del que dicen sus herederos fue el primer fabricante de Denia
La primera guerra mundial está cronológicamente ligada a la industria española de los juguetes de hojalata debido al parón de la importación de países que en ese momento se encontraban en pleno conflicto bélico, se usaron las mismas técnicas de litografiado que usaban otros países, con 12 colores que enriquecían enormemente a las piezas, se usaba el aerógrafo con plantilla y para las partes más pequeñas con mayor detalle, como las crines de los caballos, los conductores de los coches… usaban pincel.
Esta época dorada de la industria hojalatera española llegó a su fin de la misma manera que empezó, con una guerra, la guerra civil que supuso un importante parón aunque no definitivo, ya que durante la guerra la industria del metal trabajaba con fines bélicos y tras la guerra el material escaseaba teniendo que reciclar latas y demás para la fabricación.


 Marca Sauquillo


Paya Hermanos

Los hermanos Payá se hicieron con la empresa familiar que se dedicaba a la elaboración de objetos de hojalata de uso cotidiano  e iniciaron la fabricación de juguetes empezando por miniaturizar las cosas que ya fabricaban, como lecheras, baldes… trabajaban la hojalata y las uniones eran de soldadura. Los hojalateros vendían sus productos transportándolos en tartanas que más tarde también se convertirían en juguetes.
En 1905 comienza su producción como La Sin Rival Paya Hermanos a partir de 1910 introducen el ensamblaje con pestañas. En 1932 fabricó el primer tren eléctrico fabricado en nuestro país.
En 1950 y bajo la marca R.A.I.  comercializa un fregadero con depósito de agua y una lavadora manual. En 1948 la empresa adquirió una máquina de inyección de plástico y en 1952 lanzó el primer juguete de plástico y hojalata combinados es el Arre Caballito. En 1965 presentan la cocina Corberó de butano, la estufa Otsein tambien de butano, el frigorífico Edesa, la minipimer que batíay y la aspiradora Fagor. En 1984 y ya como Payá S.C.V.L. se dedicó a la fabricación de reproducciones de sus modelos históricos destinados al mercado del coleccionista.
La diferencia entre los originales y las reproducciones se puede ver  en el tamaño, pongamos unos ejemplos
El Barrendero mide 20cm. y la reproducción autorizada 18cm.
El carro cuna original debe tener 22 cm.
Los carruseles originales medían 17cm.
El coche de Charlot medía 14 cm, la reproducción 12
El famoso Bugatti azul debe medir 50 cm. Para ser un original mientras que la reproducción autorizada  se queda en 19 cm.
Y los autómatas comercializados bajo la marca RAI tienen una altura de 22 cm.
Con esto queda claro que cuando vayas a un mercadillo desembalaje vide granier… además de todo lo que suelas llevar mete una cinta métrica
 

                                                                                    Cocina económica de Paya


Rico S.A.

En 1915, un grupo de trabajadores de la fábrica de Hermanos Paya abandonaron la empresa para fundar Verdú y CIA. En 1917 y tras una época en la que la empresa se ve acuciada por las deudas, se asocian con Santiago Rico y G. de Andrés aunque finalmente Rico se hace con el control de la empresa y en 1920 pasa a ser definitivamente Rico S.A. 

  lavabo_espejo_rico                             Lavabo Rico

Jyesa

En 1925 se crea la Regular Colectiva, la González San Juan que tras cambiar de nombre varias veces pasa a llamarse Pico y Cía.  Y en 1936 adopta el nombre de Pico S.A.
Estos cambios de nombres y las fechas en que se produjeron nos da una importante pista a la hora de datar piezas
Después de la guerra civil y debido a la falta de abastecimiento de materias primas recurrió a materiales de deshecho lo que le valió el sobrenombre de “la fábrica de los botes”  y diversificó su producción fabricando por ejemplo estuches para pilas eléctricas. En esa época Pico abandona la empresa que pasa a ser Jyesa (Juguetes y estuches S.A.) hasta su cierre en 1975.
 


Hispania

Otra de las empresas por las que tengo debilidad. Es una de las jugueteras más antiguas se creó en 1912 en Barcelona y fue una de las empresas que durante la primera guerra mundial se vio beneficiada por  lo que supuso el conflicto a los competidores europeos.
Sus juguetes llevaban uniones de soldadura y estaban cuidadosamente pintados a mano. Solían ser piezas de gran calidad con gran lujo de detalles en el tapizado de asientos cristales en las ventanas… Todo ese trabajo y detalle hace que las piezas de esta compañía salgan a la venta a unos precios bastante elevados.
En 1928 se transformó en Manufactura Española  de Juguetes S.A.


 
 Cohe Hispania


Carrasco y Viuda e Hijos de Marsal

Carrasco y Viuda e Hijos de Marsal fue la sucesora de Manuel de Jesús García casa fundada en 1908, a partir de 1934 pasa a manos de Atanasio Carrasco y Alfonso Marsal.


 
Trabajo de Carrasco y Viuda e Hijos de Marsal


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ha resultado útil la entrada? Y tu qué opinas?